martes, 18 de octubre de 2011

La familia de Hugín

8 comentarios:

  1. Perla, para el día de la madre, a la señora de la casa le podrían regalar unas regias siliconas, pos ya sabes que Argentina es el "silicon válei" de latinoamerica. Aquí vienen todas las hermanas latinas a agrandarse las mámas por la cantidad de profesionales. Aunque sea, le hubieras hecho unas ciruelitas, nadie dice que la pobre madrecita de Huguín tenga que tener melones, pero al menos dos uvitas, pobre el padrecito de Huguín está muy triste y se toca el pecho en clara señal de angustia, o como diciendo "Pobre mi jermu, es piso liso"... aunque sea que le regalen para el día de la madre un corpiño relleno, jú jú jú. Lo bueno es que si no tiene mucho pecho, no se le caerán hasta las rodillas en el futuro... ;)

    ResponderEliminar
  2. jajajajaj!! como me hiciste reir es cierto!!

    ResponderEliminar
  3. Podés hacer un nuevo personaje cuando la madre de Huguín sea ancianita, así le hace compañía a los viejos Chancleta y Cascote. Ya me la imagino: "La vieja piso-liso".

    Post Data: Tu blog me tarda mucho en tardar, Perla. A veces se me cuelga la máquina y todo. Creo que estaría bueno configurar para que tenga menos entradas a la vista. Bueno, a mí me vendría bien.

    Post Data dos: El padre de Huguín me recuerda a Tommy Pickles en Rugrats crecidos, ¿puede ser?

    Salud y ¡vamos con la producción historietil!

    ResponderEliminar
  4. Yo veia mucho los rugrats! eran mi dibujito favorito! pero de ahi a copiarme estoy lejos, kizas tiene un aire porke es el estilo que me gusta, pero los personajes los invento todos yo =)

    ResponderEliminar
  5. Gracias por contestar. No digo que lo copies, pero me pareció que había un parecido razonable. Para mí, de Rugrats crecidos estaba más fuerte Lilly que Angélica. Aunque la chinita tenía lo suyo...

    Bueno, antes quise escribir que tu blog me tarda un montón en cargar —pero escribí que me tarda un montón en tardar-. Bueno, igual lo vale, lo vale.
    ¡Jé jé!

    ResponderEliminar
  6. ¡Yo conté 47 entradas, viejo!
    ¿Dónde se ha visto un blog con 47 entradas todas en la misma página? Es extenuante, y a la postre, tarda un montonazo en cargar...

    Yo le aconsejaría un asesor de blogs. Además, los largos textos al costado y la colección de pequeñas imágenes generan una poderosa fatiga visual.
    Es muy cierto que el amistoso Cristo Redentor de allí abajo nos restituye parte de nuestra energía luego de un exhaustivo visionado del blog. Pero con todo el afán de hacer una crítica constructiva desde el sentido común y desde el diseño, no se puede poner tanta carne de una al asador, señorita Perla. Visite mi blog y cronometre cuánto más rápido que el suyo carga; verá qué tan en lo cierto estoy.

    Sin otro particular, la saludo a usted muy atentamente.

    ResponderEliminar
  7. usá google chrome o mozilla, yo no abro mi blog con explorer porke sino se tilda tb, uso el chrome.

    ResponderEliminar
  8. Pero usted me cambia el tema, m'hijita: si resucitáramos a Steve Jobs con una técnica de Naruto, como la resurrección del mundo impuro, que sabía hacer Orochimaru, no creo que le diese el visto bueno a tanta cantidad de entradas, ¡es una brutal panzada de Purpurina! Y mire que panza no es lo que me falta, me permito confesarle.

    Quizá porque me gusta apostar al minimalismo, o quizá porque Bill Gates me paga para que use el denostado Internet Explorer, pero creo, más allá de la velocidad de carga del buen Chrome, que igualmente usted debería tener a bien reducir el número de entradas aunque más no sea a la mitad.

    No le volveré a insistir a este respecto pues no quiero ser pesado (ni física ni virtualmente, claro está)

    ResponderEliminar